CONOCE EL MASAJE PROSTÁTICO

    El masaje prostático es el gran desconocido del SXXI. ¿Sabías que los varones pueden alcanzar el orgasmo por medio de la estimulación de otra zona de su cuerpo que no es el pene? No se trata de modas ni de gustos sexuales, es algo fisiológico. Sigue leyendo y lo descubrirás todo.

    El masaje prostático es una cuestión de anatomía masculina. El placer que proporciona en el hombre es muy elevado, pero muchos no saben ni de qué se trata ni cómo se realiza. Sigue siendo tabú.

    Según los sexólogos el placer que se produce mediante el masaje de próstata es mucho más profundo que el que se experimentaría solamente con el pene.

    Los que lo han probado, muestran su asombro. Lo comparan con el clímax y afirman haber experimentado una descarga sensorial perfecta.

    masaje-prostático

    ¿Cómo se hace el masaje prostático?

    Sería el equivalente a encontrar el punto G femenino. Pero en este caso se llama punto P (de próstata).

    La próstata es una glándula que se encuentra a unos cuatro o cinco centímetros del ano, no está muy profunda. Se encuentra en el recto, junto al cuello de la vejiga. Casi podríamos decir que es una puerta secreta con acceso directo al éxtasis.

    Es una zona con muchas terminaciones nerviosas, y su acceso es por el ano (gran tabú). Los que lo han probado afirman que es algo que todo varón debería de probar.

    La clave está en hacerlo detenidamente, respetando los tiempos. La zona se estimula con el dedo. Se introduce delicadamente en busca de dicho punto P. Al estar a poca profundidad no es necesaria una penetración profunda.

    Una vez se llega a esta glándula se debe masajear, en cuanto se presionan los nervios de la vejiga, el placer es inmediato. Los fluidos y la presión sanguínea se concentran en la uretra. Al mismo tiempo, se debe controlar la respiración, y es en ese momento es cuando se produce un orgasmo sin eyaculación. Un placer desconocido por muchos, pero que quien lo ha probado, afirma ser un auténtico placer.

    ¿Cómo debe ser la respiración?

    Efectivamente en el masaje prostático, la respiración juega un papel muy importante. La clave está en controlarla para que el momento de placer sea más prolongado.

    Los expertos afirman, que para gozar de un orgasmo más intenso, se debe inhalar en cinco segundos, mantener el aire durante otros cinco y expulsar el aire contenido de forma pausada.

    La clave es saber separar la eyaculación del orgasmo. El masaje prostático va a provocar el orgasmo que inevitablemente deriva en una erección. Pero la clave está en separar, para que el orgasmo sea mucho más duradero.

    ¿Cuáles son sus beneficios?

    Los psicólogos afirman que disfrutar del masaje prostático es una forma muy beneficiosa de salir de la rutina sexual. Salir de nuestra zona de confort, para disfrutar de algo nuevo que nos dejará francamente perplejos.

    La próstata es una glándula que favorece la movilidad del esperma y masajearla puede evitar problemas serios como el cáncer.

    El masaje prostático lo que hace es drenar esta glándula, y así, evita el crecimiento anómalo de dicha glándula (hiperplasia benigna); o la infección del tracto urinario (prostatitis) muy común en jóvenes y mayores.

    Disfrutar de una masaje de próstata puede evitar alteraciones, mejorar el funcionamiento de la glándula y prevenir el temido cáncer.

    No dudes ponerte en manos de nuestras masajistas para disfrutar de una masaje prostático y de sus beneficios.

    Quiénes lo han probado, repiten… y eso ya dice mucho de la propia experiencia. ¿Te atreves?